¿Qué es la Osteopatía?

Por IAO | 23/Jun/2017 | Blog,Comienzo inmediato,Cursos,OSTEOPATIA |

Un poco de historia

Andrew Taylor Still (1828-1917), medico estadounidense, se reveló contra la concepción de la medicina tradicional, que se basaba casi exclusivamente en los fármacos para la curación de las enfermedades, remedios que desde un principio él consideraba tóxicos y nocivos para el organismo debido a sus efectos secundarios. Pronto empezó a pensar, gracias a la observación, que había una relación directa entre las enfermedades que padecían las personas y los problemas de postura del cuerpo.

Este médico llegó a establecer que los todos los elementos que conforman la estructura del cuerpo a saber: huesos, órganos, tejidos, fluidos y articulaciones se hallan interconectados de manera integral y que por lo tanto cualquier cosa que afecte a estos elementos afectará al todo produciendo diversas dolencias que se reflejaran inevitablemente en el individuo.

La mala alimentación, malas posturas, golpes, estrés, preocupaciones y todo aquello que nos causa incomodidad en el vivir diario, de una o de otra manera afectan el buen funcionamiento de nuestro organismo. Este conjunto de factores podría provocar dolencias de todo tipo que afectaran el sistema nervioso, muscular, los órganos y hasta el mismo cerebro.

En 1874, Still trató su primer caso de disentería hemorrágica en un niño de cuatro años en el que observaba que tenía el abdomen blanco y muy duro y por el contrario la zona lumbar roja y muy caliente lo que le llevó a pensar que el problema era óseo y lo trató desde este punto de vista con gran éxito, lo que supuso el despegue definitivo de la osteopatía.

En 1892 fundó la Escuela Americana en Misuri. En dicha institución se enseñaba la manipulación, nutrición y cambios en el estilo de vida en lugar de cirugía o terapias medicinales.

La Asociación Americana se formó en 1901 con el objetivo de regular la profesión. En 1962, los doctores de osteopatía fueron reconocidos por los derechos de la práctica completa en los 50 estados (siempre que tuvieran una licencia en cualquiera de los estados). En 1973, la Asociación Médica de California invitó a estos médicos a unirse y convertirse en miembros con derecho a voto.

¿Y ahora? 

Hoy en día, los médicos osteópatas en Estados Unidos reciben la misma formación básica que el resto de médicos, y, posteriormente, se especializan en la manipulación del cuerpo (ajustes de huesos, músculos y ligamentos con las manos) y lo combinan con los tratamientos médicos más convencionales. La mayoría de ellos son profesionales de la atención primaria, especializada en medicina familiar, interna, obstetricia y ginecología, o pediatría.

Sin embargo, en España no está regulada legalmente como actividad profesional, por lo que en ocasiones se considera una pseudociencia.

 ¿Qué dice la OMS? 

El documento “Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2002 a 2005” publicado en 2002, recomienda la utilización, la promoción y el desarrollo de la Osteopatía en los Estados Miembros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la Osteopatía una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras, y establece el acceso formativo a la misma en su documento “WHO Benchmarks for Training in Osteopathy”, publicado en 2010. Dicho documento, define los criterios formativos mínimos para la práctica de la Osteopatía y establece a su vez y de manera clara, que la Osteopatía es una profesión sanitaria de primera intención e independiente de otras como la fisioterapia o la quiropraxia.

 ¿Cómo funciona?

La osteopatía es una terapia completa, con su propio sistema de diagnóstico y tratamiento.

En los orígenes de la disciplina osteopática –y aun hoy así se cree-, cada enfermedad empieza con problemas estructurales en la columna vertebral. Los nervios largos conectan la columna con los distintos órganos de nuestro cuerpo. Siguiendo la lógica de esta conexión, si tenemos un problema en nuestra columna se va a reflejar en nuestros órganos. A estos problema de columna se les conoce por el nombre de lesiones osteopáticas (osteo por hueso y patia por enfermedad).

Las técnicas de manipulación empleadas en esta terapia devuelven a los nervios su función normal y permiten a la sangre fluir libremente por el sistema circulatorio. Con la estructura restaurada, es nuestro propio cuerpo el que restablece la salud al completo de forma natural.

¿Cuáles son los principios básicos? 

Existen ocho principios básicos en la osteopatía, los cuales son ampliamente enseñados en la comunidad osteopática internacional:

  1. Terapia Holística: el cuerpo funciona como una unidad, no como un conjunto de órganos.
  2. La estructura gobierna la función: toda alteración funcional viene determinada por una alteración estructural.
  3. Homeostasis: el cuerpo posee mecanismos autorregulatorios.
  4. Autocuración: el cuerpo siempre busca su reparación, aunque la enfermedad altere ese esfuerzo.
  5. Influencia interna por medio de acciones externas: las fuerzas externas modifican la forma y función internas.
  6. Circulación: el movimiento de fluidos corporales es esencial para el mantenimiento de la salud.
  7. Inervación: los nervios juegan un papel crucial en controlar los fluidos corporales.
  8. Componente somático de la enfermedad: toda enfermedad se manifiesta de forma externa como síntoma somático.

¿Cuántas clases de osteopatía hay?

 Según la parte del cuerpo a tratar, podemos distinguir entre: 

  1.  Estructural: Enfocada en revisar todo lo concerniente a los dolores y enfermedades relacionadas con la estructura del esqueleto y la mala postura que pueden afectar al individuo. Se centra en los huesos y la posición que estos deben tener para que los órganos y tejidos tengan la movilidad adecuada.
  2.  Visceral: Enfocada a mejorar la circulación que afecta los órganos, para que estos puedan cumplir con sus funciones de manera adecuada, complementando el beneficio que trae la disciplina estructural.
  3. Craneal: Rama enfocada al tratamiento de las patologías que, tras su diagnóstico osteopático, tienen su causa en la estructura ósea del cráneo y mandíbula (articulación temporo-mandibular), músculos que en ella se insertan, gran parte del sistema nervioso central que ella alberga y por su en la alteración del funcionamiento de todas estas estructuras.

Finalmente, decir que este método de tratamiento no intenta suplantar en forma alguna a la medicina tradicional sino que sirve de complemento para restablecer el bienestar del individuo.

Si quieres saberlo todo sobre la osteopatía, aquí tienes el temario del nuevo curso que empezaremos en Octubre. Matriculas abiertas. ¡Llámanos ya!

 

 

   

Sin comentarios »

Nadie ha comentado todavía.

RSS feed de los comentarios de este post. TrackBack URL

Dejar un comentario

Síguenos en Twitter
Síguenos en Facebook
Llámanos
Conoce dónde estamos
Contacta con nosotros

Instituto Aragonés de Osteopatía

Instituto Aragonés de Osteopatía | Calle Maestro Marquina, 14-16-18 50006 Zaragoza

© Instituto Aragonés de Osteopatía 2017 | Diseñado por analiZe